Región de Alsacia (L’Alsace)


vinosyquesosalsacia
Nos dirigimos al noreste de Francia, justo al lado de la frontera con Alemania, allí nos encontramos con una ruta de 170 kms llena de fabulosos vinos blancos muy aromáticos y con fuerte influencia germánica, como se puede deducir por el nombre de las uvas predominantes la Riesling y la Gewürztraminer, cuyos vinos son sin duda más agradables que sus nombres. 


Qué mejor manera de acompañar un vino aromático que con un buen queso, para el primero de ellos, el vino Riesling, el queso más recomendado suele ser el Tomme fermiere des hautes Vosges, un queso de nombre poético elaborado con leche de cabra pasteurizada y con un alto contenido en grasa, lo que le da cierta textura cremosa.


Para aquellos que os decantéis por el segundo vino os recomendamos el queso Munster-Géromé, un queso también de textura cremosa pero que a diferencia del primero se elabora con leche de vaca y cuenta con un menos tiempo de maduración. Para disfrutar de este queso te recomendamos que visites la ciudad homónima, si bien, nuestra recomendación es visitar algunos de los municipios que recorren la conocida como Ruta de la Alsacia, ya descrita en 1953, y que te detengas a comer en los Winstub, la versión alsaciana de los pubs ingleses, donde los clientes van a disfrutar de la gastronomía del lugar, acabando las comidas o las cenas en animadas tertulias alrededor de un buen vino.


Mediodía- Pirineos y Burdeos

Si crees que la región de Alsacia tal vez quede demasiado lejos para disfrutar de sus quesos y sus vinos te proponemos quedarte mucho más cerca, justo pasando al lado de la frontera con España, en la región conocida como Medios Pirineos. Es cierto que tal vez el nombre de la región no te diga nada, pero si te decimos que allí se elabora uno de los quesos más conocidos de toda Francia y el primero en conseguir la Denominación de Origen, tal vez ya te vayamos poniendo sobre la pista del aromático Roquefort, un queso hecho exclusivamentede leche de oveja y cuyo aroma es inconfundible, además de ser fácilmente reconocible por su característico color verde.

Para encontrar el complemento perfecto en forma de vino para este queso hay que desplazarse un poco, hasta la región de Burdeos, donde es posible encontrar todo tipo de vinos, principalmente tintos reconocidos a nivel internacional, elaborados con varios tipos de uva; aunque también se elaboran algunos excelentes vinos blancos, como el Sauternes, justo el que nosotros estábamos buscando para maridar con nuestro queso Roquefort.

El Sauternes es un vino blanco cuyo dulzor contrasta a la perfección con lapotencia del queso haciendo que la experiencia sea prácticamente mística. Aprovechando nuestra escapada a la Región de Burdeos para hablaros del Sauternes tal vez deberíamos quedarnos unas líneas más por la zona y ahondar un poco más en los vinos de fama internacional que os citábamos más arriba, y por supuesto, de los quesos de la región, que también son de gran calidad.

vinoyquesoburdeos


En esta zona encontraremos quesos como el Abbaye de Bellocq o el Camisard, las principales diferencias entre estos dos quesos, similares en contenido de grasa–en torno al 45 por ciento- son tanto el tipo de leche, como el tiempo de maduración ya que mientras que el primero se elabora con leche de vaca y necesita una maduración de 3 meses, el segundo se prepara con leche de cabra y su maduración no excede de los 6 días, por lo que tanto la textura como el sabor son completamente diferentes.


Aunque quizá el queso más conocido de la región sea el Rocamadour, un queso de textura blanda y corteza floreada elaborado con leche de cabra y madurado durante diez días que combina muy bien con el vino Bergerac, un vino que ya no pertenecería a la denominación Burdeos, pero que nada tiene que envidiar a su afamado vecino.