Nuestra primera propuesta tiene más de mil años de historia, se trata del castillo de Burghausen, el castillo podría estar sacado de uno de esos cuentos de hadas que leíamos de niños, pero es que además tiene el aliciente de ser el más largo de Europa, y es que su fachada mide más de un kilómetro de largo desde la que se divisa todo el valle el bosque. Tal vez fuera en este bosque, o tal vez en uno cercano, en el que se produjo la conocida leyenda del hijo del guardabosques.

castillobaviera1


La leyenda cuenta que el hijo, regresando a su casa a través del bosque, después de haberse bebido alguna que otra botella de vino, de repente quedó maravillado al ver como ante él, una pequeña laguna llena de flores se extendía sobre el horizonte. Su sorpresa fue mayor cuando vio a una joven bañándose en el lago cepillándose su larga cabellera, que no huyó al verlo sino que respondió dulcemente y sin ningún temor.  Volvió a ver a la joven al día siguiente y varios días más, de forma que entre ellos surgió el amor. En el momento de casarse la joven hizo prometerle a su amado una extraña promesa, la de no ir nunca con ella sobre el agua. El joven aceptó y la pareja se casó felizmente. Eran la envidia del pueblo.


Cuando llegó el invierno, el joven, llamado Berthold, quiso enseñar a su amada a patinar en el lago helado, olvidando su promesa; tan pronto depositó a su amada en el hielo, este se abrió en dos y se llevó a su amada para siempre. Con el tiempo el jovenBerthold se quedó sin lágrimas y conoció a una nueva mujer, aunque cuenta la leyenda, que tanto en la noche de bodas, como en todas las noches siguientes, Evelina, su amada que quedó en el lago volvía reclamando sus derechos, y el joven Berthold acabó ingresado en un centro de salud.


Tras el descanso para escuchar la historia deberíamos continuar con nuestro viaje, esta vez, la carretera nos lleva hasta el gran condado del Cisne, más concretamente hasta el castillo de Hohenschwangau. Este castillo, que se encuentra cerca del pueblo de Schwangau, está construido sobre lo que originariamente fue una fortaleza en el siglo XII, y cuenta con el honor de serla residencia de infancia uno de los reyes más conocidos de Alemania, Luis II de Baviera, más conocido como el rey loco.

castillosbaviera2


Nos dirigimos ya al final de nuestra ruta, y para la última parada hemos elegido el castillo de Neuschwanstein, seguramente uno de los más famosos de Baviera, y mandado construir por el ya citado Luis II de Baviera, tomando como inspiración el castillo anterior, en el que él había pasado su infancia. De hecho este castillo, llegó a llamarse durante un tiempo “Nuevo castillo de Hohenschwangau”.


Quizá lo más curioso de este castillo, situado cerca de la ciudad de Füssen, es que cuando se construyó los castillos y fortalezas ya no eran necesarios, o al menos no eran necesarios para defenderse.  De modo que el castillo fue creado por la mente del monarca, que según dicen era bastante caprichoso y excéntrico, pero que sin embargo tenía una gran sensibilidad artística, de ahí que el castillo sea un perfecto conglomerado de torres y muros en perfecta sintonía con la majestuosa montaña que se extiende bajo sus pies.


Un paraje que no podéis dejarde visitar cuando estéis en la región de Baviera.